Mantenimiento general de horquillas y amortiguadores

Las barras de las horquilla y amortiguadores, al igual que todo mecanismo que trabaje a la intemperie, deben de estar siempre secos y limpios de grasa o aceite, pues estos productos atraen el polvo y la humedad, y retienen la suciedad.

 

 

 

Para tener la horquilla y el amortiguador siempre limpios y en buen estado de uso, es conveniente seguir los sguientes pasos:

1º.- Quitar el polvo de las barras con una brocha de pintor.
2º.- Con un pincel aplicar una ligera película de aceite con teflón a toda la barra, insistiendo en el guardapolvo.
3º.- Hundir la amortiguación varias veces para que el aceite con su efecto detergente arrastre toda la suciedad.
4º.- Limpiar con un trapo “de algodón” toda la barra, que debe quedar limpia y completamente seca.

Con este sencillo mantenimiento seguro que alargamos la vida a nuestras carísimas amortiguaciones.
Con respecto a los aceites o grasas, siempre los usaremos con sílice o teflón y nunca con litio, que degrada los plásticos y gomas.

   
© Sevilla BTT